Vinlandia; el verdadero descubrimiento de América



¿Quién descubrió América? La inmensa mayoría no dudaría en dar una respuesta clara a esta pregunta, Cristóbal Colón. Pero… ¿Y si mucho antes de que Cristóbal Colón llegara al nuevo mundo alguien lo hubiera descubierto? Existen teorías de múltiples historiadores que se basan en la existencia de un mapa que evidenciaría la llegada de los vikingos mucho antes de Colón.

El mapa de Vinlandia, así se conoce el mapamundi fechado en 1440 que pondría en tela de juicio el famoso descubrimiento de América por Colón, todo un hito en la historia. Este mapa fue descubierto en Génova en 1957 por el magnate Paul Mellon, que posteriormente lo cedería a la Universidad de Yale en 1965. La importancia de este manuscrito fue entonces revelada al mundo ante las miradas atónitas de los historiadores. En el mapa se podía observar una leyenda que aseguraba que en el año 1000 el hijo de Erik el rojo, Leif Erikson había descubierto una nueva tierra llena de viñedos a la que por este motivo habían bautizado como Vinlandia. Dibujos perfectos que representaban fielmente las costas y que nada tenían que ver con la llegada de los españoles al continente. A pesar de que el objeto fue encontrado junto con un códice, Historya Tartarorum, del que nadie dudaba su autenticidad, lo cierto es que en el momento de la aparición del mapa comenzaron a surgir sospechas de que éste no era más que un engaño, una falsa historia que a modo de burla pretendía difundir acontecimientos que no habían pasado nunca.



El verdadero debate surgió cuando después de varios análisis se encontraron con una línea de anatasa, que al parecer es un material que difícilmente se podría encontrar en un estado natural, la sintetización del mismo se comenzó en 1923, por tanto parecía un dato que aclaraba el asunto, no había duda, era falso. No obstante, veinte años después los investigadores de la Universidad de Yale abrieron nuevamente el debate alegando que esta sustancia podría haberse formado durante la elaboración de las “tintas férreas” en la época de la Edad Media.

Nuevamente se realizaron estudios tanto de datación por radiocarbono, que situó su antigüedad en el 1434, y estudios de la tinta por medio de espectroscopia Raman que finalmente sentenció que el mapa había sido confeccionado en 1923.

Según la hipótesis de una historiadora noruega Kristen A. Seaver, el mapa era una clara falsificación que además había sido realizada por un jesuita y cartógrafo alemán llamado Josef Fischer. Al parecer este clérigo estaba completamente convencido de que los vikingos habían llegado a América antes que Cristóbal Colón, su empeño por demostrarlo le llevó a comprar a través de una subasta dos libros del siglo XV, los desmontó y utilizó el material para confeccionar su propio mapa. Aún así, esto siguen siendo hipótesis y ante tantas cualquiera podría ser la verdadera.

Finalmente, en 2009, el profesor Rene Larsen, rector de la Escuela de Conservación en la Academia Real Danesa de Bellas Artes, abrió nuevamente el debate asegurando que después de varios años de estudios se evidenciaba que el mapa era totalmente auténtico. A la espera de que sean publicados las conclusiones pertinentes el asunto del mapa de Vinlandia sigue siendo a día de hoy un autentico misterio sin resolver.









Extraído de: A

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hostgator Discount Code